Las abuelas son guerreras

Es un divertidísimo espectáculo de 60 minutos. En el que hay canciones en directo, coreografías, sensualidad, descaro, picardías pero sobretodo mucho humor que hace que el público ría y disfrute de principio a fin.
 
Es un maravilloso ejemplo de envejecimiento activo y una reafirmación de que las personas somos dueñas de nuestra vida y somos capaces de tomar nuestras propias decisiones también cuando nos convertimos en “Tercera edad".